¿Por qué iré a la huelga general del #29M?

Esta es otra de las entradas que no quiero que desaparezca en la poda de mis espacios abiertos en la red. Como ya he comentado que voy a cerrar el blog “Las TIC y su potencial para el aprendizaje” y me apetece recuperar este post que publiqué en el 2012, para conservarlo aquí, en el blog AyCom, el espacio que  adoptaré como el lugar central del que broten las ramificaciones de mi Entorno Personal de Aprendizaje (PLE).

Estas son nuestras armas

Estas son nuestras armas

Básicamente podría resumirlo en dos palabras: indignación y coherencia. Indignaciónante el contenido devastador del Real Decreto-ley 3/2012 de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral, y coherencia con la defensa de mis intereses, al ser una de las personas privilegiadas que dispone de un empleo estable, al menos hasta la fecha.

 INDIGNACIÓN POR LA IMPOSICIÓN DE ESTE RD QUE:

  • Agrede y corta de raíz los derechos laborales fundamentales conquistados por la lucha de los movimientos sociales
  • Suprime la esperanza de una vida laboral digna para mis hijos y todas las personas, especialmente nuestros jóvenes con un alto nivel de formación que no van a poder contribuir con su talento a mejorar nuestra sociedad.
  • Favorece la situación de probreza y exclusión social al desequilibrar el poder de las partes. Los poderosos ganan más, más fácilmente y a costa del esfuerzo, del sufrimiento y la pérdida de derechos de los más débiles. 

COHERENCIA CON LA DEFENSA DE MIS INTERESES

  • Porque soy una privilegiada al tener un trabajo estable y la política de imposiciones, recortes de derechos laborales y desmantelamiento de lo público, me preocupa y quiero aportar mi granito de arena para que se frene este sinsentido.
  • Porque no quiero vivir pensando que todo está perdido y quiero sentir la vitalidad, la confianza, el optimismo y la unidad de la ciudadanía que en este día #29M,  luchará por los derechos usurpados.
  • Porque lo que veo a mi alrededor no me gusta, veo actitudes de prepotencia, de imposición, de recortes injustos, usos fraudulentos de los recursos públicos, .. y al fin y al cabo… no ir a una cena con mi chico a un restaurante, que es lo que me costará el día de huelga, no es tanto, si lo comparo con la satisfacción personal de conciliarme con mi coherencia vital.

Deja un comentario