Lectura para dos

Lectura en voz alta
Lectura en voz alta

Lectura en voz alta

Este verano he disfrutado de entrañables momentos leyendo en voz alta con mi madre, una persona mayor, que en su infancia casi no pudo asistir a la escuela y que «lo poco que sabe es gracias a su empeño y a lo que le enseñó su madre», como le gusta contarnos…

Al quedarse sola, cuando murió mi padre, (Mis sentimientos no se los ha tragado la tierra) empezó a aficionarse a la «lectura en solitario»;  pero este verano, madre e hija, hemos compartido momentos emocionantes y divertidos con la  «lectura en compañía«.

Afán de superación

Afán de superación

Como todo lo bueno se acaba, a partir de mañana ya sólo podremos comentar por teléfono las historias de los personajes y cada una tendrá que seguir leyendo en solitario.

Fin del verano

Fin del verano

 

 

 

 

 

Gracias mamá, me encantan tus preguntas, tu curiosidad, tus ganas de seguir aprendiendo a tus 83 años, y que  tu afán de superación siempre lo mantengas vivo. 😉

GRAMAJE, V.R. (2011). Cuando leas esta carta. Círculo de Lectores

GRAMAJE, V.R. (2011). Cuando leas esta carta. Círculo de Lectores

DUEÑAS, M. (2010). El tiempo entre costuras. Círculo de Lectores

DUEÑAS, M. (2010). El tiempo entre costuras. Círculo de Lectores

Un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.